Hay una especie de virus entre las personas enamoradas, no sé si sea gracias a las canciones o películas que tenemos a nuestro alrededor, pero es el concepto de “ luchar por amor

¿eso es bueno o malo? Te preguntarás…

Es Bueno

Porque las relaciones más largas o los verdaderos matrimonios, se construyeron en base a luchar por amor, pero lo hicieron como pareja. Son ellos contra el mundo, contra los prejuicios, las habladurías, las mentiras.

Hemos escuchado historias de parejas que han empezado sin nada y poco a poco obtuvieron lo que tanto querían, pero lastimosamente son muy pocos los ejemplos que llegamos a conocer.

En mi caso, solo conocí a dos matrimonios, que son los que te hacen creer en el amor, te enseñan que formar un hogar y tener hijos es algo mágico, que es como dicen los votos de amor en la iglesia “hasta que la muerte los separe”.

NO son matrimonios que llevan 2 o 3 años casados, son matrimonios que llevan 16 o 23 años. 

Y te das cuenta que no son parejas de cuento de hadas, que parece que todo les sale bien, que su vida es felicidad y que en su hogar nunca hay tristeza. ES muy diferente a eso, cometen errores, tienen discusiones, tienen muchos problemas, las cosas no salen como lo esperan; pero ambos entienden que eso es algo normal, que no es nada que no se va solucionar o que va afectar lo que los unió.

Entonces el concepto de LUCHAR POR AMOR, se ve reflejado en su vida, en su matrimonio, en la relación con sus hijos.

Son parejas que entendieron que uno no empieza una relación o se casa con la idea de que va cambiar al otro, sino, que se adapta a lo que es su pareja. En pocas palabras, son personas comprometidas con su relación, sin olvidar sus sueños y anhelos, tanto personales como de pareja.

Es Malo

Porque hemos entendido algo muy diferente cuando decimos “luchar por amor”, hay muchos casos donde el hombre o la mujer, dejan de sentir amor por el otro,  es algo que puede llegar a pasar y es cuando se empieza a recibir malos tratos, agresiones verbales y en muchos casos, físicas.

Y cuando hablas con alguna de estas personas que está sufriendo por esto, le dices

¿por qué sigues a su lado? ¿Por qué aguantas todos sus desprecios?

Y encontramos respuestas como: “No, es mentira, no me trata así, solo cuando está enojad@”

Ni flojos ni perezosos, le recordamos todo lo que vemos: Pero si te trata mal, te habla de mala manera, te falta el respeto delante de tu familia, hace chistes groseros de ti delante de sus amigos, no te habla con ternura, se burla de las cosas que opinas,  te trata con indiferencia.

Después de mostrarle todo eso, es normal decirle que por su bien se debe alejar de esa persona, y es donde escuchamos la famosa frase: “No,  yo voy a luchar por amor”.

Porque entendemos que esa frase es solo para uno, que debes hacer eso por ti mismo, que si tu pareja te quiere dejar, debes aguantar todo y luchar para recuperar un poco de ese amor que perdiste.

Porque hay un idea que nos hace creer que podremos cambiar a nuestra pareja con el tiempo; que si nos trata o se comporta de una forma que no nos gusta, con el pasar de los meses o años, lograremos que sea como nosotros queremos, y puedo decirte que no hay nada más falso que eso.

Y no te quiero meter el concepto de que una persona no puede cambiar por amor. De hecho, eso es posible, pero para entender esto, primero, debemos quitarnos la venda de los ojos y ver las cosas con objetividad.

Lastimosamente hay muchos casos donde el hombre o la mujer creen que su pareja aún los quiere y va cambiar, a pesar de no ver ninguna señal por intentar hacerlo, pero la venda que tenemos en los ojos hace que no queramos ver que nuestra pareja no pone de su parte.