LA PERSONA QUE ME ESCRIBIÓ, PIDIÓ NO PUBLICAR SU NOMBRE.

(algunos detalles fueron editados, con el consentimiento del remitente, para que la historia sea más fácil entender)

Hace 5 años que conozco a Cinthia. Fue mi vecina y cuando la conocí tenia como 13 años. No me gustaba ni nada parecido en ese momento. Pero después de un tiempo, ella dejo de ser mi vecina y la encontraba muy raras veces hasta que un día se fue a estudiar a otra ciudad. Volvió de mucho tiempo y fue muy raro encontrarla, ya que estaba muy cambiada y tenia otra actitud. Algo nació en mi cuando la vi. Poco a poco me fui juntando más con ella, porque me atraía mucho.

Pero en su cambio también cambio varias cosas en su comportamiento, antes se desesperaba de que yo esté a su lado. En muchas ocasiones veía que cuando un amigo iba a buscarla, solo hablaban durante unos segundos y ella le decía que estaba ocupada y se iba. Pero si yo a los pocos minutos iba a buscarla, salia y se podía quedar hablando hasta una hora conmigo.

Y con el cambio que tuvo, también cambio eso, salíamos una vez y luego perdía interés en mi y ya no me volvía a llamar o a buscar. Yo me desesperaba por salir con ella, ya que cuando salíamos me tomaba de la mano incluso caminamos abrazados y hasta nos besábamos. Para el mundo ella y yo eramos novios, incluso caminábamos así delante de sus padres, amigos y primos, me presentaba como su novio.

No me gustaba ser su marioneta, ella con un mensaje de texto, me tenia en la puerta de casa, pero después pasaba mucho tiempo para volverla a ver. Y creo que ni le importaba, yo le escribía y tardaba días en responderme. Hasta que me decía que volvamos a salir, otra vez me ilusionaba con ella. Salíamos una vez y otra vez volvía a desaparecer por mucho tiempo.

Estuve en ese estilo de vida por casi dos años, pero a pesar de que ella es muy hermosa y tenia un cuerpo espectacular, y como tú (Arnaldo Guillén) dices, ella es la mujer ideal ante la sociedad, y cualquier hombre estaría feliz de tenerla, pues yo no era feliz. Por mucho tiempo viví muy triste porque solo la podía tener conmigo por muy poco tiempo y luego desaparecía.

Y todavía la extraño, ya que no tuve otra novia en todo este tiempo y ya son casi tres meses que no la veo. Podrías ayudarme???


SABER DECIR “BASTA”

Gracias por compartir tu historia, es muy interesante lo que nos cuentas.

Primero: Es muy normal lo que te paso, por mucho tiempo esa muchacha estuvo enamorada de ti, pero tu dijiste que no le correspondías. Hasta que paso el tiempo y ella dejo de ser una niña para convertirse en una mujer.

Fue donde ella llamó tu atención; empezaron una supuesta relación, pero ella no se comportaba como antes y te sentías ignorado.

Hay muchos puntos de vista para esta historia. Primero partamos por el de ella. Tenia 13 años y estaba enamorada de ti, pero tú no te fijabas en ella. Cuando pasamos por una situación así, y me refiero al hecho de que nos gusta determinada persona pero no somos correspondidos, sobre todo en esa edad en la que vemos el amor como una fantasía, llegamos a guardar esa emoción por mucho tiempo. A lo mejor ella pudo revivir todo lo que soñó contigo cuando prácticamente era una niña, pero ella dejo se ser esa niña y se convirtió en una mujer. Y su forma de ver la vida ya era otra, simplemente ella era feliz por tener a su lado al chico que la enamoró. Pero eso no garantiza que tu seas su pareja ideal.

Y lo demostró en su forma de desaparecer por mucho tiempo y volver a aparecer, en otras palabras te pago CON LA MISMA MONEDA o simplemente es el KARMA, ya que primero ella era la que se desesperaba por ti y ahora tú eres el que se desespera por ella.

Y ESTA ES UNA GRAN LECCIÓN, cuando nos atrae alguien, tendemos a idealizar como es el actuar y comportamiento de esa persona, muchas veces la vemos como alguien demasiado diferente a los demás. Y cuando llegamos a conocer a esa persona nos decepcionamos porque es diferente a como la idealizamos. Incluso nos llegamos a quejar con nuestros amigos, porque esa persona resulto ser alguien diferente a la que imaginamos.

Si hablamos sobre idealizar a alguien, hay dos puntos encontrados, ya que ES MALO porque no dejamos que las personas sean lo que son, porque al idealizar hacemos que la persona no tenga la libertad natural, de poderse mostrar tal y como es.

Y ES BUENO, porque cuando idealizamos a alguien (que no conoces), es ahí donde demostramos varias de las cosas que nos atraen de una persona. De hecho eso es lo que se habla en el curso “ATRAER TU VERDADERO AMOR“, en idealizar a la persona que nos gusta, para poder atraer a ese ser especial a nuestra vida, sin forzar a nadie en específico a que se comporte como nosotros queremos.

Volviendo al punto central, es muy cierto que muchas veces aguantamos determinadas actitudes y comportamientos, por el hecho de que la persona que nos gusta es físicamente muy atractiva (Y no quiero darte el concepto, de que si una mujer o un hombre son atractivos, quiere decir que nos tienen que hacer sufrir, ese es un concepto, mayormente, usado en películas y novelas), porque creemos que esa persona nos hace feliz, pero por mi propia experiencia puedo decirte que no es así. Yo también tuve parejas que físicamente eran muy atractivas, pero a veces tienen cierto comportamiento porque saben que hay muchos hombres que mueren por ella y la verdad no era feliz, al igual que tú.

Y lo que hice fue terminar esa relación, ¿ para que quieres estar con una persona con la que no eres feliz? habiendo tantas personas con las que puedes encontrar la felicidad plena.

Y por ultimo, para responder tu pregunta, lo que puedo decirte es que al leer todo lo que escribiste, me di cuenta que tú mismo escribiste la respuesta. Ya que la mujer de la historia, te ignora, te busca cuando quiere y luego desaparece y lo más importante aún, es como te sientes bien contigo mismo. Eso es lo que de verdad importa, la felicidad, si no eres feliz con esa persona y eso afecta tu autoestima, lo mejor que puedes hacer es dejarla ir, por tu propio bien.

Siempre busquemos nuestra felicidad, eso es lo más importante y lo bueno de pasar por estas experiencias es que nos ayudan a darnos cuenta cuando algo tiene valor o cuando no lo tiene.